Blog 3: «Pueblos indígenas: los más vulnerables frente el avance del coronavirus en América Latina»

¡Hola!

En este tercer blog, vamos a leer el artículo: «Pueblos indígenas: los más vulnerables frente el avance del coronavirus en América Latina»:

https://eldeber.com.bo/169684_pueblos-indigenas-los-mas-vulnerables...

Léelo con atención, reflexiona y escribe tu opinión. Aquí lanzo al aire algunas preguntas que os podrían servir a la hora de formular vuestra respuesta:

  • ¿Cómo crees que la llegada del coronavirus afectará a los pueblos indígenas?
  • ¿Cuáles son los medios sanitarios de los que disponen?
  • ¿El aislamiento es un beneficio o una desventaja para los pueblos indígenas?
  • ¿De qué modo afectará la falta de turismo? ¿Cuáles serían los pros y contras?
  • ¿Los gobiernos de estos países atienden a las necesidades de los pueblos indígenas?

Escribe tu reflexión de 250-300 palabras y ¡no olvides terminarla antes del domingo, 22 de marzo antes de las 11:30 de la noche!

¡Disfruta escribiendo!

Views: 219

Replies to This Discussion

Hola Lady, estoy de acuerdo contigo que los pueblos indígenas son afectados gravemente por el coronavirus más que las demás ciudades. Los pueblos indígenas son demasiado vulnerables y el gobierno no ayuda a pesar que ellos son una parte importante no solo de país sino que tienen de su historia. Creo que el mundo y hasta el mismo país se a olvidado de eso ya que una vez sus ancestros formaron parte de estos pueblos. Al estar en aislamiento me parece una gran ventaja ya que sería difícil que el coronavirus llega a ellos pero si es que llega como podría el gobierno ayudar ya que son prácticamente olvidados. Como dije ellos son una parte importante y se merecen que el gobierno le ayude especialmente con este tipo de crisis no importa dónde estén o cómo vivían ellos también son parte de la población del país.

Coronavirus es el enemigo público número uno y el que más aterra a toda la humanidad, llegó a todos los rincones del planeta, de imprevisto y sin ser invitado . Está afectando a todo el mundo sin importar la condición socioeconómica de los individuos, y en cuanto a su contagio trata a todos con sorprendente igualdad. Esto ha causado conmoción general, pánico, incertidumbre, escepticismo, ansiedad; pero, sobre todo, un marcado egoísmo tanto a nivel individual como colectivo. Pocas personas están viendo más allá de su  propia realidad, pues ahora mismo todos somos un blanco fácil para un virus que simplemente no discrimina. Muchas de las víctimas potenciales del COVID-19 viven en zonas geográficas con servicios de salud de calidad, aunque todavía no existe vacuna o tratamiento alguno este aspecto parece brindar cierta seguridad o tranquilidad mental, ya que en caso de contagio pueden contar con la asistencia de especialistas y maquinarias que prometen mitigar los malestares y hasta contribuir de manera eficiente a la superación de la infección. Queda claro que esta situación no garantiza la supervivencia tras el contagio. Esta no es la situación para los países tercermundistas. La mayoría de la población en los países pobres o en vía de desarrollo viven en zonas empobrecidas, marginadas, hacinadas, con precarios servicios sanitarios y deficiencias alimentarias. Todos estos elementos combinados solo contribuyen a una mayor expansión de un mal que nos atañe a todos. Cuando una comunidad cualquiera sufre de coronavirus, sufre toda la humanidad. Coronavirus no conoce fronteras, su único objetivo es atacar a la población humana. El artículo "Pueblos indígenas: Los más vulnerables frente al avance del coronavirus en América Latina", recientemente publicado por eldeber.com muestra gran preocupación por los grupos aborígenes de la selva amazónica. Es admirable como han tratado el tema y hacen mención de las inquietudes de varios profesionales conocedores de la zona citada y sus particularidades socioeconómicas. Entre ellos se destacan los nombres de la antropóloga peruana Beatriz Huerta, el líder colombiano Robinson López, el alcalde peruano Héctor Requejo, el comunicador ecuatoriano Andrés Tapia, la líder indígena Ruth Buendía. El epidemiólogo Eduardo Gatuzzo nos deja un reflexión para siempre cuando comenta "La crisis en salud es permanente", demasiada verdad en unas cuantas palabras. Otro comentario de gran valía refiere a los días posteriores a la crisis, es la interesante advertencia del boliviano Alex Villca y cito: "Habrá un hueco grande en la economía global y, por tanto, puede ser una excusa para que se arremeta más contra la naturaleza, los territorios indígenas y las áreas naturales protegidas". Villca piensa en el futuro, trata de ver un poco más allá, nos habla del origen de posibles reacciones y consecuencias. El aislamiento resulta ser una opción apausible para los pueblos indígenas, ahora mismo y para el futuro. Es verdaderamente cuestionable la presencia de turistas, o de misiones religiosas en esas comunidades, hay que pensar que tanto tienen que aportar en estos momentos de incertidumbre. Para no dejar mencionar la presencia de personas dedicadas a las actividades de extracción, éstos solo son bandidos que van allí a dejar el vacío de todo lo hurtado y el mal sabor de enfermedades. Este último ejemplo pone en evidencia la falta de control y vigilancia por parte de los gobernantes y las autoridades de cada uno de los países que comparten sus fronteras en el territorio ocupado por la selva del Amazonas y sus tribus aborígenes.

Primeramente, la llegada del coronavirus tiene el mundo entero atemorizados. Una pandemia que ha acabado y sigue acabando con la vida de muchas personas. Con el tiempo cada vez más se va expandiendo. Los pueblos indígenas son los más vulnerables porque no tienen la nutrición suficiente para poder combatir muchas enfermedades. Como vemos, estos pueblos pequeños tienen muy pocos recursos y asistencia medica para poder luchar contra un virus de esta índole. Un contagio de solo una persona en la comunidad puede acabar con la población entera. 

El problema mayor de estos pueblos indígenas es que no cuentan con recursos de higiene. Son bien limitados a tener agua potable que es lo más importante. El aislamiento en estos pueblos tiene beneficios positivos y negativos. Lo positivo es que pueden prevenir el contagio del virus. Lo negativo es que los limitan a tener acceso a los recursos necesarios para sobrevivir.

A prevenir la entrada de los turistas en estos lugares los afecta económicamente. Me imagino que ellos dependen en los turistas para utilizar cualquier ganancia para cuidar las atracciones naturales que los atrae y les llama la atención.  Lo más importante es el valor que le da los turistas a estos pequeños pueblos; promueven conciencia cultural y a la vez preserva tradiciones. A la misma vez los turistas pueden ser un riesgo. En este caso con el coronavirus o cualquiera otra enfermedad, es mas fácil que se desarrolle rápidamente cuando a todos les falta un sistema inmunológico fuerte o la medicina para curarlos. 

Si a los gobiernos les importaran tanto el bien estar de los pueblos indígenas no estuvieran viviendo en estas condiciones precarias. Mas bien tuvieran acceso a un hospital, la educación necesaria para prevenir enfermedades como el VIH, agua potable para tomar y bañarse, y todos los recursos necesarios para avanzar en todos los sentidos.    

Estoy de acuerdo con muchas cosas que has mencionado, Karen. Algunos de las ciudades pequeñas generalmente no tienen recursos importantes en comparación con otros lugares como Nueva York. Estas ciudades son pequeñas, por lo que si uno se enferma, puede propagarse fácilmente por toda la comunidad. La falta de recursos también puede causar un gran problema, ya que puede ser difícil obtener tratamiento médico. Todos, no importa la raza o religión, deberían tener recursos higiénicos, especialmente con el coronavirus que ocurre ahora. Los turistas deben mantenerse lejos de los pueblos indigenas que ha mencionado para no enfermar a nadie. Los gobiernos deberían poder dar lo que lo que la gente necesita, especialmente si se trata de la salud y la seguridad.

1. El coronavirus ha comenzado a hacerse cargo de nuestra vida cotidiana. Lo vemos todo el día en las noticias y hemos visto a nuestros vecindarios tomar medidas para evitar su propagación. A diferencia de los pueblos indígenas, se brindan muchos recursos y formas de asistencia. La presencia de COVID-19 requiere una nutrición y recursos adecuados para ser tratados. Estos pueblos no pueden recibir la misma cantidad que una ciudad debido a la falta de nutrición, asistencia médica y de recursos. El coronavirus ya ha causado pánico y ansiedad en los vecindarios que pueden recibir ayuda.

2. Los medios sanitarios para los pueblos indígenas no existen. No pueden recibir la ayuda necesaria para mantener los pueblos. En realidad, ni siquiera tienen agua potable para todos. Es urgente que las personas no entren y salgan de los pueblos indígenas para limitar la cantidad de contaminación. Es importante que las personas tomen las medidas adecuadas, si no la propagación de COVID-19 nunca se minimizará.

3. El aislamiento es una buena y mala opción para estos pueblos. Es una buena idea porque pueden continuar viviendo sus vidas cotidianas y no tener que presionar pausa para completar sus tareas. En cambio, pueden continuar evitando la cuarentena. Además, pueden evitar la posibilidad de infectarse con el virus. Por otro lado, es malo porque no pueden tener comunicación física con otros fuera de los pueblos. Si hay un caso en el que alguien está enfermo y necesita atención médica, entonces el aislamiento puede ser una mala opción para ellos.

4. La reducción del turismo puede tener un impacto negativo porque aquellos que tienen trabajos que requieren la visita y la presencia de turistas ya no reciben el ingreso normal. Esto significa que aquellos que necesitan los ingresos para su vida cotidiana pueden estar sufriendo debido a la necesidad de ese dinero de esos turistas. Por el contrario, puede ser positivo porque está minimizando la posibilidad de introducir el virus y la propagación dentro de los pueblos.

5. Realmente no creo que el gobierno se preocupe por los que viven en pueblos indígenas porque si lo hicieran, tendrían muchos más recursos, una mejor nutrición y también una mejor atención médica. El gobierno no parece ayudar a estas personas de ninguna manera.

Hola Yeimy, Yo creo al igual que tu, que todos los seres humanos de este planeta  estamos siendo afectados por este virus ya sea física o emocionalmente. Si bien es cierto que  hay ciertas poblaciones que gozamos de atención de parte de nuestros gobiernos y aun haci no es suficiente para combatir contra esta enfermedad. Pero me pregunto yo y como mencionas tú, ¿quien se acuerda de las comunidades indígenas ?. Estas comunidades son más vulnerables y las más olvidadas por parte de sus gobiernos corruptos que solo ven por el por venir de los ricos , que según para ellos son los que más aportan a la economía de cada país. No se ponen a pensar que las comunidades indígenas también aportan a la economía de cada país , ya que estas proveen el turismo y realizan el trabajo de la agricultura. Estas comunidades pueden a llegar a sufrir un gran impacto con el COVID-19 , el cual los puede poner en riesgo de una extinción.

Hola Yeimy, 
Estoy de acuerdo con usted sobre la situación de los indígenas con coronavirus. Estamos preocupados por este virus, pero sobre todo todos tenemos algún tipo de ayuda médica cerca de nosotros, pero es muy diferente para los pueblos indígenas. Como dijiste, tienen muy pocos recursos para hacer frente a la vida diaria, y mucho menos algo así como el coronavirus. Me preocupa que si este virus se sale más de control de lo que ya está, esto reducirá severamente su población. Incluso para nosotros en los Estados Unidos, nosotros, como país desarrollado y más rico del mundo, sufrimos de coronavirus. Como todos hemos visto, el coronavirus está cambiando rápidamente nuestra forma de vida y está matando a tanta gente, así que no puedo imaginar lo que le hará a los indígenas. Espero que permanezcan cerrados para los turistas, como dijiste, ayudará a detener la propagación del virus y sé que es poco probable, pero espero que el gobierno finalmente los ayude y se encargue de sus ingresos.

Creo que la llegada del virus corona afectará terriblemente a los indígenas. Según el artículo, los pueblos indígenas tienen altos riesgos y son extremadamente vulnerables y sufrirán mucho si llega el coronavirus. Además de eso, dice: “Huertas menciona que en las comunidades indígenas la prevalencia de enfermedades como la hepatitis B, la tuberculosis, la malaria o el dengue es alta...“Además, las altas tasas de anemia afectan su sistema inmunológico y los dejan sumamente expuestos a las enfermedades”.  Además de esas prevalencias, los pueblos indígenas sufren aún más en las altas tasas, como se indicó, “Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), más del 50% de los indígenas mayores de 35 años padece diabetes tipo 2...Además, los pueblos indígenas experimentan altos niveles de mortalidad materna e infantil, desnutrición, afecciones cardiovasculares, VIH/SIDA y otras enfermedades infecciosas —como el paludismo y la tuberculosis—,”. 

No es fácil llegar a los establecimientos de salud, como se indica en el artículo. Además, a pesar de la situación y los altos riesgos para estas poblaciones, los gobiernos de países sudamericanos como Ecuador, Perú y Bolivia aún no han hablado sobre las poblaciones indígenas y sus planes para ayudarlos con esto. Los líderes de las comunidades indígenas han hablado sobre sus planes para prevenir el coronavirus. Han cerrado todas las fronteras y a nadie se le permite entrar o salir, lo que significa que todas las atracciones turísticas en estas comunidades están cerradas a partir de ahora, y todos los miembros de la comunidad que están actualmente lejos no deben regresar para evitar que venga un transportista. COICA ha hecho un llamado de emergencia a los gobiernos para que se preparen para esto también.

Creo que la falta de turismo beneficiaría a las comunidades indígenas más de lo que les perjudicaría financieramente. Todo el mundo está sufriendo financieramente debido al virus, y si mantuvieran abiertas las atracciones turísticas, junto con sus altas tasas de mortalidad, comunidades enteras pueden desaparecer si un transportista visita.

El aislamiento, en mi opinión, sería beneficioso porque evita cualquier propagación, pero según el artículo, afirma, “La lideresa indígena peruana Ruth Buendía señala que, en regiones como Madre de Dios y Ucayali, los pueblos en aislamiento voluntario están en peligro.”

Al venir de un país que tiene como parte de su población pueblos indígenas, siempre estuve atestiguando los acontecimientos por los cuales estos pueblos tenían que pasar. En la noticias, siempre podía ver como los periodista informaba sobre que la mayoría de los pueblos indígenas eran vulnerable a cualquier tipo de enfermedad, por el hecho que ellos vivían alejados de la sociedad “contaminada”. Cualquier enfermedad podrían afectar a estas personas. Ahora por la llega del coronavirus, estos pueblos serán afectados más que nada económicamente y también puede afectar su salud. No muchos de estos pueblos tiene un centro de salud cercano, debido a que ellos viven dentro de la selva o partes que tiene un difícil acceso. Además, muchas de estas personas no toman medicinas, más bien ellos disponen de medicinas naturales que ellos y la naturaleza les proveen. Para muchos el aislamiento llega a ser un beneficio ya que ellos no llegan a estar contaminados como las personas de una ciudad, sin embargo les afecta en su salud debido a que sus sistema inmune no llega a ser lo suficientemente fuerte para combatir distintas enfermedades. Cuando dije que el coronavirus afectaría a los pueblos indígenas de manera económica, me refería a que muchos de estos pueblos tienen ganancias debido a los turistas, ya que ellos tratan de ganar dinero de esta manera. Ahora si estos pueblos no llegan a tener una fuente económica, les será difícil encontrar otros recursos que llegan a encontrar afuera de sus pueblos. Creo que muchos de estos gobiernos entienden la importancia de estos pueblos debido a que son protegidos por la ONU, prácticamente cada gobierno tiene la obligación de cuidar de estos pueblos, pero no muchos logran hacerlo por la pobreza que pueda llegar afrontar un país o por el hecho de estas personas se encuentran ubicadas en lugar en el cual el acceso a ellos llega a ser muy difícil.

Angela, tu comentario de que vienes de un país con partes de población indígenas me imagino que abre una perspectiva completamente diferente . Por esta razón es que me gusta viajar, porque ver las cosas con nuestros propios ojos es diferente que leerlo. Este articula me conmovió mucho porque yo he ido a lugares bien pobres en otras tierras, y nunca me sentí igual. Como dices tu, y yo también lo dije en mi comentario, el aislamiento es importante para evitar que estos seres delicados se enfermen, por lo general es para prevenir algún contagio, pero a la vez, ellos dependen de los turistas para ganarse la vida. Lamentablemente es que nadie ni los gobiernos los puedan ayudar. Es cierto que la distancia adonde quedan ubicados es muy retirado de la cuidad donde tengan acceso a lo que necesiten. Da pesar ver lo limitados que son. Los recursos necesarios no están disponible ni alcanzable.

Es posible que las personas que viven en pueblos indígenas no estén informadas como aquellas que viven en áreas donde la información sobre ciertos temas es más accesible. Y tambien donde la medicación se puede obtener fácilmente. Las ciudades pequeñas a veces pueden contener religiones en las que no se toman medicamentos, por lo que puede ser un problema cuando cierto virus está circulando, como el virus que se produce hoy. Ciertos virus también se pueden propagar fácilmente ya que la mayoría de las ciudades también son pequeñas.

No todos tienen la suerte de tener un seguro médico. Esto puede ser caro para aquellos que no tiene seguro, especialmente cuando se trata de medicamentos o de permanecer en un hospital cuando se encuentra con una emergencia. Una cosa que se puede hacer en situaciones como estas es practicar el distanciamiento social y tener materiales higiénicos. Un problema que he visto ahora es que la jente compra materiales en exceso y no dejan materiales a quienes también lo necesitan (ancianos o personas con un sistema inmunológico bajo). Entiendo que uno debe estar preparado en situaciones como el día, pero eso no le da el derecho de ser egoísta hacia los demás, quienes nuevamente pueden necesitar materiales también.

El aislamiento puede contener sus pros y sus contras. Una de las ventajas que viene con el aislamiento es que los virus pueden propagarse menos en una comunidad. Aquellos que terminan enfermos pueden aislarse también y tambien causar fácilmente. Una de las desventajas que puede tener cuando se trata de aislamiento es sentirse solo. Esto puede ser un problema con los ancianos, especialmente si dependen de otros. Además, las ciudades pequeñas pueden no tener acceso a cosas que nosotros usamos todos los días, como el Internet, por ejemplo. O las redes sociales. Aunque estamos adentro, siempre podemos jugar un videojuego o mirar videos en nuestros teléfonos.

Ninguna interacción con los turistas puede beneficiar a los pueblos pequenos porque puede avitar cualquier virus. Aunque esto es algo bueno, los pueblos pequeños pueden depender de los turistas. Una de las principales razones por las cuales las personas viajan es para aprender sobre diferentes partes del mundo, pero si uno se enferma, realmente puede afectar a quienes los rodean, ya que las ciudades no pueden recibir atención médica cuando sea necesario.

Creo que los gobiernos deberían ayudar a las áreas donde se producen bajos ingresos, especialmente la pobreza. La medicación también debe administrarse en lugares como este, porque nuevamente, uno probablemente no tiene acceso a las necesidades médicas. También debe tener educación para que más personas sepan qué hacer o cuándo hacerlo, cuando uno se enferma. Es importante que todos estén informados. En otras palabras, no. Creo que los gobiernos no se están centrando en áreas como mencioné antes o de lo contrario las personas no serían pobres en primer lugar.

Tienes mucha razón sobre que el virus es algo nuevo de lo cual la mayoría de ellos no van a estar informados, esto como debido a sus aislamiento. Por otro lado a pesar que el gobierno se supone que debe de cuidar de ellos, te apoyo con el hecho de que no muchos tengan un seguro médicos. En estos países una persona gana una pensión después de su jubilación y de el dinero también se saca una parte para su seguro médico. El problema en los pueblos indígenas, es que ellos no han tenido un trabajo y mucho menos un título, es por eso que su manutención es nula. Ellos tienen que trabajar día a día y sacar todas sus cosas de los recursos naturales. Además muchos doctores en estos países no te ayudan si es que no pagas primero, entonces los indígenas serán su última prioridad o tal vez ni les importe lo que les llegue a pasar. Te apoyo totalmente cuando dices que los gobiernos debieran de ayudarlos y darles ingresos. Porque esa es su responsabilidad, son pueblos antiguos, pueblos que aún siguen vivos y no están tan contaminados como nosotros. Y si, estos pueblos pueden estar protegidos por la ONU, pero eso no quita el hecho de que es sus países nadie haga mucho para protegerlos.

RSS

Report

Win at School

Commercial Policy

If you are representing a commercial entity, please see the specific guidelines on your participation.

Badge

Loading…

Follow

Awards:

© 2020   Created by Steve Hargadon.   Powered by

Badges  |  Report an Issue  |  Terms of Service